Diccionario Vintage: Con la “A” Abalorio

Abalorio, del árabe Al-ballurí, que significa  “de vidrio”. La Real Academia española de la Lengua lo define como: conjunto de cuentas agujereadas, con las cuales ensartándolas, se hacen adornos y labores.

Historia del  Abalorio

Los abalorios han sido usados por el  hombre desde las primeras civilizaciones tanto para adorno personal como para protección de los espíritus malignos o como amuletos de prosperidad e incluso también se usaron como moneda de cambio.

Los primeros abalorios aparecen  en el año 100.000  a. C.  En la época prehistórica se encuentran guijarros con una perforación que está  hecha expresamente para pasar por ellas un cordón.                                     

Conforme avanza la historia, el uso de los abalorios se extiende por todo el mundo a la vez que se refina tanto el proceso y técnica de elaboración, como la materia prima con la que se elaboran.

Desde los primeros abalorios encontrados en la época prehistórica hasta el final del imperio romano, la técnica de elaboración fue casi la misma; y  desde la época romana  hasta el siglo XX, en realidad hay pocas  las innovaciones en  las técnicas empleadas;  es en el uso de los distintos materiales  donde se aprecia el cambio de una época a otra. Pero a partir del siglo XX, los avances técnicos y científicos  introducen importantes innovaciones  tanto en los  materiales empleados como en los modos y técnicas de elaboración.

abalorio-diccionario-vintage-vintage-by-lopez-linares2

Las principales técnicas empleadas  en la artesanía del Abalorio

Técnica  de la filigrana

Es una técnica empleada en orfebrería  que consiste en  decorar con hilos de metal (oro o plata) Incrustados, superpuestos, o individuales creando formas y figuras. Es una técnica muy antigua  que ya se empleaba en el antiguo Egipto, Mesopotamia,  Bizancio , Grecia..etc.

Técnica del Cloisonné

Consiste en contornear el dibujo con metal. En la antigüedad se usaban incrustaciones  con piedras preciosas, vidrio  y otros metales. Actualmente  se usa esmalte vidriado. Esta técnica se uso mucho en el imperio Bizantino y en China.

Técnica de granulación

Consiste en decorar con la unión de pequeños granitos de metal sobre otra superficie de metal siguiendo un diseño determinado.. Es una de las más antiguas tecnicas empleadas en el abalorio. Ya en el año 2.500 a.C encontramos objetos elaborados con esta con esta técnica

 Clases de materiales en el Abalorio

Actualmente se emplea toda clase de materiales: madera, plastico, piedra, materiales naturales de origen animal como el hueso, el coral, marfil , conchas, ambar….  o   vegetal como semillas . Actualmente los abalorios de cristal  son los que más se imponen, destacando entre los cristales : el cristal de Bohemia ,el de Murano y el austriaco ( cristal de swarosky)  que por su calidad, su brillo y colores variados es muy apreciado en joyeria .26

Diccionario Vintage: Con la “P” Pulsera

Pulsera, adorno de joyería que rodea la muñeca por completo. La pulsera suele estar formada por eslabones de variado tamaño, lo que permite que sea una joya flexible y se adapte perfectamente al tamaño de la muñeca que lo luce, a diferencia de los brazaletes que son rígidos.

Es frecuente utilizar esta misma palabra para definir los relojes que se llevan en la muñeca, reloj de muñeca.

PULSERA-DICCIONARIO-VINTAGE-VINTAGE-BY-LOPEZ-LINARES1

Hay muchas variantes para asignar las pulseras,  las más comunes son: semanario, para asignar pulseras de siete aros iguales; brazaletes, de los que ya hemos hablado con anterioridad; esclava, tipo de pulsera con una placa grande que suele llevar un nombre grabado.

Las pulseras son adornos de joyería usados tanto por hombres como por mujeres. La moda en el uso de pulseras se ha extendido con el paso de los años, siendo un tipo de joya que se puede usar tanto de día como de noche.

magenes: @María López-Linares- Vintage Photography

Giovanna Tornabuoni

Conocer todos los avatares y caminos que ha recorrido un retrato a lo largo de 525 años no es nada sencillo, pero en el caso de esta extraordinaria obra de Ghirlandaio somos afortunados. Conocemos todos los viajes que ha realizado la obra ya que se encuentran perfectamente documentados. Os aseguro que me ha resultado más que emocionante seguir su pista por todo el mundo…

Permaneció en el Palazzo Tornabuoni de Florencia, su primer hogar, hasta que pasó a manos de la familia Pandolfini. Más tarde formó parte de la colección del barón Achille Seillière y la princesa Sagan en Francia. Sabemos que en 1878 se encontraba en Brighton, en la colección de Henry Willet, y que a principios del s. XX estaba en manos de Rudolf Kann, con el que no permaneció demasiado tiempo ya que en 1907 es el millonario americano J. Pierpont Morgan -fundador de la Banca J.P.Morgan y uno de los coleccionista de arte más importante de la historia- quien se hace con la obra. Se comentó que su deseo por la posesión de esta obra fue debido al recuerdo que la juventud y belleza del retrato le produjo de su primera esposa, fallecida de tuberculosis a muy temprana edad cuando apenas llevaban cuatro meses casados.

"West Room" podemos apreciar el retrato de Giovanna a la izquierda
El 219 de Madison Square hogar de Giovanna a principios del S.XX

De esta época es la imagen que muestro de la obra, donde podemos apreciar la obra expuesta en un caballete a la entrada de un gran salón y rodeada de otras obras de arte. La habitación es la “West room” del 219 de Madison Avenue, hogar de la familia Morgan en Nueva York.

Tras el fallecimiento de J.P Morgan su hijo vendió el cuadro en el año 1935, junto con otras piezas de la colección al barón Thyssen, padre del marido de Carmen Cervera.

El barón Thyssen lo trajo de vuelta a Europa, permaneciendo durante bastantes años en villa Favorita, una de las residencias del barón en la ciudad de Lugano(Suiza). No puedo ni imaginarme la sensación que debe sentirse al entrar al salón de tu casa y encontrarte con semejante maravilla…

lugano-villa-favorita

Pero, ¿quién era Giovanna? Su nombre de soltera: Giovanna degli Albizzi, 8ª hija de un comerciante florentino que casó con Lorenzo Tornabuoni el 15 de junio de 1486, muy enamorada. Algo bastante inusual para la época, dónde los matrimonios se realizaban por conveniencia y sin amor. Su boda duró tres días con fiestas, bailes y banquetes, siendo una de las mas documentadas de la época. Sabemos que Giovanna se casó de blanco luciendo un esplendido peinado con costosos adornos. Llegó al Palazzo Tornabuoni acompañada por su padre donde fue recibida por su suegro. Entre los invitados la flor y nata de la sociedad florentina. Y como invitado de honor: Dn. Iñigo López de Mendoza, embajador de España.

Después del banquete todos los invitados se trasladaron a la plaza que había delante de la Iglesia de San Michele, y allí, en una tarima vistosamente decorada para la ocasión, se desarrollaría el baile. Los novios pasarían la noche de bodas en el Palazzo Tornabuoni en una habitación elegantemente decorada para la ocasión. La fiesta se prolongó por dos días más y el segundo día se unió al convite Lorenzo de Médici, primo de Lorenzo Tornabuoni y uno de los hombres más influyentes de la época. Le siguieron justas y torneos, que Naldo Naldi narró con todo lujo de detalle en sus crónicas.

Giovanna y Lorenzo tuvieron enseguida un hijo. Pero la alegría en la casa no duraría mucho tiempo. Giovanna fallecería apenas un año y medio después de la boda, cuando se encontraba embarazada de su segundo hijo. La pérdida de su bella esposa y el hijo que esperaban dejó a Lorenzo desolado, encargando al poco tiempo su retrato póstumo. Algo muy corriente en esa época.

El retrato de Giovanna es espectacular. No me extraña que todos sus anteriores dueños se enamoraran de ella nada más verla. Tener el privilegio de disfrutar de esta obra en tu propia casa debe ser algo inimaginable…

Giovanna luce bellísima, permaneciendo erguida y segura y transmitiendo una noble pose de serenidad. Su mirada firme y un tanto perdida en el infinito hacia lo que imaginamos como una ventana por la que penetra la luz. Una luz que ilumina su rostro, su pecho y sus ricos ropajes pero que deja sus manos en una suave penumbra.

Impresiona el gran contraste de coloridos: los negros con los amarillos, dorados, rojos y naranjas que consigue Ghirlandaio. En un principio la obra permaneció enmarcada en dorado, así aparece al menos reflejado en un inventario del Palacio Tornabuoni en 1498. Nos hablan de un retrato de Giovanna, colgado en la habitación de Lorenzo con una marco dorado. Pero en la actualidad la moldura que la enmarca es casi negra, resaltando sobremanera el dorado de su pelo y los dorados y rojizos de su ropaje.

El retrato posee un poder hipnotizador… Os aseguro que cuesta trabajo retirar la mirada de ella. Te atrapa.

broche

Como era de suponer, a mí los ojos se me fueron de inmediato hacia su broche. Una preciosa pieza de joyería que Ghirlandaio supo dibujar con delicadeza y mimo, colgándolo sobre su pecho mediante un finísimo hilo de seda.

Mi deseo al mirarla fue que se girara, para así poder contemplar su belleza al completo…

Salí del Thyssen con el firme propósito de reproducir esa preciosa pieza que pendía de su cuello. Y eso es precisamente lo que hace que hoy traiga hasta nuestro espacio Vintage el colgante de Giovanna Tornabuoni.

Si vives en Madrid o piensas venir por aquí, no dejes de reservar un momento para visitar este magnífico retrato, considerado como “la joya de las joyas” de la colección Thyssen y una de las obras más emblemáticas del renacimiento italiano.

Por último os adjunto un vídeo de la fantástica conferencia que sobre la obra dio D. Guillermo Solana en 2009.

Y también  os dejo el link a esta preciosa joya: El colgante de Giovanna Tornabuori 

Sarah Jessica entra en faena

Hoy ha salido a la luz S Moda, la nueva revista semanal que acompañará cada sábado al diario EL PAÍS y concebida como una publicación enfocada principalmente al público femenino. Editada por Condé Nast (editora de revistas de alta gama como Vogue, Vanity Fair o Glamour) y Ediciones EL PAÍS, estará dirigida por Oscar Becerra y con Empar Prieto al frente de la dirección editorial.

Una vez la tienes en las manos, te das cuenta de la calidad periodística y la cuidada edición fotográfica de la nueva publicación, que nace con la declaración de intenciones de: “Entender la moda como una forma de ver la cosas, con toda la riqueza social y cultural que es capaz de transmitir, y como un termómetro vivo de nuestro tiempo”. Será  fácil que consiga conectar de manera directa con sus lectoras, y estamos seguras de que conseguirá convertirse en referente en tendencias de belleza,  moda, viajes, decoración, literatura, cine,…

Nosotras hemos vivido este nacimiento en primera persona gracias a la inestimable colaboración con Isabel  Moralejo, estilista y directora de moda de S Moda.

¡Impresionante cómo trabaja Isabel! Os dejo un link a su Web, de veras merece la pena darse un paseo por ella:

Isabel Moralejo

Isabel vino a vernos en agosto buscando algunas piezas muy españolas, para un estilismo que estaban preparando en Nueva York. Nuestra sorpresa fue mayúscula cuando descubrimos que el estilismo era para el lanzamiento de S Moda, y con la mismísima Sarah Jessica Parker como protagonista de la portada de su número inaugural.

Desde ese día hemos estado soñando con este momento, ver las imágenes publicadas y a Sarah luciendo un españolísimo atuendo.

Desde nuestro espacio queremos dar las gracias a Isabel Moralejo, por la oportunidad que nos ha dado de participar en la puesta en escena de esta nueva y prometedora publicación de moda y belleza.

Ha sido un honor para todo el equipo de Vintage By López-Linares colaborar con S Moda.

“Cien famosas vistas de Edo”

Hoy quiero rendir un sencillo homenaje al pueblo Japonés.

Os he traído hasta nuestro blog una preciosa vista del parque floral Dangozaka en Sendagi, inmortalizado por Hiroshige y perteneciente a su famosa colección de  grabados sobre plancha de madera “Las cien famosas vistas de Edo”. El grabado es de 1856.

En esta serie de grabados el artista japonés reflejó toda la belleza de los paisajes y costumbres japoneses, la luz en muy distintas horas del día y los distintos cambios que sufre su naturaleza en el trascurso de las distintas estaciones,especialmente de su capital Edo (actual Tokio).

La ciudad estaba siendo reconstruida tras otro devastador terremoto acaecido en 1855. Sin embargo, el artista no quiso mostrar los efectos de tan desoladora destrucción, sino que mostró la ciudad de forma optimista. De esta manera pretendía inculcar en la población un estado de animo jovial, positivo y vitalista.

El artista japonés inmortalizó en dos ocasiones más este precioso parque de la ciudad de Tokio, en el año 1857 en sus “Recuerdos Ilustrados de Edo”. El parque floral de Dangozaja en Sendagi, había sido fundado sólo unos años antes por el jardinero Kusuda Uheiji.

En nuestra imagen vemos, a lo largo de la orilla de un lago, un exuberante parque de cerezos en flor y varios visitantes ataviados con trajes de vivos colores paseando por la orilla, disfrutando de la breve, pero maravillosa época del  florecimiento de los cerezos. Al fondo vemos una escalinata muy empinada que sube hasta un cenador cubierto de paja. Arriba del todo les espera una espectacular vista: el barrio de Ueno y el estanque Shinobazu no ike.

En la parte más alta del grabado vemos un edificio de tres plantas,que parece ser, no se vio afectado por el terremoto de 1855. En cambio, el pabellón de té que queda a su lado quedó totalmente destruido. Hiroshige nos muestra en este grabado el edificio ya totalmente reconstruido.

La obra de Hiroshige estuvo muy reconocida en Europa y, años más tarde, algunos de los grandes maestros de la pintura europea, como Vincent van Gogh, realizaron copias de varias de sus pinturas. Tal es el caso de “Puente bajo la lluvia” (1887)  copia de El puente de Ohashi en Atake bajo una lluvia repentina y  “Ciruelo en flor” (1887)  copia de Jardín de ciruelos en Kameido.

Van Gogh llegó a decir: «Con ojos japoneses se ve más; se siente el color de un modo distinto».

Esta es mi pequeña aportación. Deseo que, con la ayuda de todos, vuelvan a florecer de nuevo los almendros en Japón.

Actualmente se puede adquirir un ejemplar sobre la colección de grabados en esta dirección: “Cien famosas vistas de Edo”