Historia • New Vintage

“Collage: desde la antigüedad hasta nuestros días”

12 mayo, 2021

El Collage es una técnica artística que consiste en ensamblar elementos en un todo unificado. Manipulando diversos materiales utilizados como materia prima: periódicos viejos, revistas, papeles de colores o embalaje, fragmentos de fotos, telas, materiales sólidos, pintura acumulada etc,. Se trata de disponerlos sobre un espacio plano y en un cierto orden. A través del manejo de estos materiales se logra la creación de una composición original e imaginativa.

El origen del Collage.

Al parecer, tiene su origen en China y Japón donde, ya en el siglo X, se usaban recortes de telas y papeles para hacer fondos sobre los que luego se escribían poemas. Posteriormente, durante el medievo, se pegaban materiales sobre las ilustraciones religiosas para realzar a las figuras que se representaban. Y ya en el S.XV algunos artistas comenzaron a dotar sus imágenes con algunas de las características que aglutinaría el collage posteriormente. Como por ejemplo el magnífico artista, pintor, filósofo y poeta lombardo Giuseppe Archimboldo. Fue muy apreciado en la corte vienesa de los Habsburgo, pero tras su muerte, quedó en el olvido por completo. No fue hasta 1936-37 que su figura fue recuperada por el movimiento surrealista y, por supuesto, por Hieronymus Bosch (el Bosco). Casi me atrevería a decir que ellos dos fueron la máxima inspiración de los artistas del S.XX que luego conoceremos como los padres del collage actual.

La invención del Collage.

Su término proviene del francés coller, que significa “pegar” y fue acuñado por Pablo Picasso y Georges Braque.

Incluso, se considera que fue Picasso quien, en 1912, inventó el collage tal y como lo conocemos ahora. Con su pintura “Naturaleza muerta con silla de rejilla”, en la que el artista pegó sobre el lienzo de forma oval, un trozo de hule con estampado de rejilla creando una ilusión óptica tangible frente a la representación bidimensional. Sin embargo, se dice que Georges Braque ya había usado collage en bocetos. Y que ya incorporó a sus obras los primeros papiers collés -recortes de papel- pintado comercial que imitaba a la madera. Un ejemplo de ello es su obra «Tête de femme». Juntos descubren su potencial y comienzan a introducir recortes de diarios o revistas, etiquetas de licores o cigarrillos y papeles coloreados. Pronto se sumará al descubrimiento Juan Gris en obras como «La botella de anís».

Posteriormente, otros movimientos artísticos adoptaron la técnica multiplicando sus posibilidades expresivas y conceptuales. Tales como el Futurismo, destacando Carlo Carrá y Giacomo Bala, y el Dadaísmo con artistas como Hans Arp y Marcel Duchamp entre otros. 

Duchman.

Arp.

Mujeres dentro del mundo del Collage en la Época Dadaísta. 

Cabe destacar que en esta época las mujeres comenzaron a tener un rol más activo. No sólo en ámbitos políticos y sociales, sino también artísticos. 

En el movimiento dadaísta surgieron mujeres con una capacidad creativa admirable en el uso de colores, materiales y habilidades para dar forma a obras únicas. Así como en la expresión sentimental a través de la poesía, actuaciones y representaciones sobre el rol de la mujer en la sociedad. Las artistas dadaístas crearon obras con un trasfondo sobre la posición de la mujer en la sociedad y un fuerte deseo de cambio.

Las dadaístas desafiaron las normas para ganar visibilidad y dejar patente la falta de oportunidades y de libertad que tenían frente a los hombres. Todo el mundo tiene en mente el extravagante urinario de Marcel Duchamp, que aunque no se sepa, fue idea de una mujer, no suya. Y como este caso, lamentablemente, existen muchos más.

Pero a pesar del paso de los años, sigue sorprendiendo que, pese a estar todo documentado, siga sin reconocerse el papel de grandes mujeres que fueron solapadas porque solo los hombres fueron quienes escribieron la historia del dadaísmo.

A continuación te presentamos algunas de las artistas dadaístas más representativas que también utilizaron el collage como medio de expresión.

Hannah hoch.

En un mundo dominado por los hombres, Hannah Höch fragmentó a la sociedad europea de siglo XX en sus collages dadaístas.

Con sus collage y fotomontajes, Hannah Höch transmite gran inconformidad hacia distintas situaciones de su época: el gobierno alemán, el rol de la mujer y la creación de ideales de belleza en los medios de comunicación. Es esta crítica hacia la forma de ver la figura femenina a través de lo que dicen los medios, por lo que ha sido considerada una de las primeras feministas. En su obra descompone esos ideales de belleza creando imágenes abstractas y amorfas.

Suzanne Duchamp

Suzanne, fue hermana del emblemático Marcel Duchamp. Afrontó varios obstáculos para desarrollarse como artista, no obstante, gracias a su hermano pudo superarlos y obtener el debido reconocimiento como pintora. Su trabajo es la expresión pura del dadaísmo: pintura, collage y poesía, están siempre presentes en sus obras. Sobre todo en Multiplication brisée et rétablie, su obra más representativa.

Sophie Taeuber-Arp

Pintura, baile, escultura, collage y diseño de vestuario, son sólo algunas de las disciplinas que dominaba Sophie Taeuber-Arp. Una mujer con grandes habilidades artísticas y perteneciente a diversas corrientes. Sophie utilizaba la libertad que le daba el arte para expresar todo lo que su personalidad tímida y reservada no le permitía. Colores vibrantes, formas geométricas, habilidad de diseño textil y de interiores, son algunas de las características del trabajo de una de las artistas más prominentes del siglo XX.

Emmy Hennings

Fundadora y dueña del Cabaret Voltaire, centro de reunión de los pertenecientes al círculo dadaísta, Emmy Hennings fue también esposa del poeta dadaísta Hugo Ball. El Cabaret Voltaire era donde Emmy presentaba sus poemas. Además de ser cantante, bailarina y performer. La obra de Emmy Hennings nos habla de temas muy controvertidos para la época. Como el amor libre, la anarquía y el deseo de una revolución social eran las mayores preocupaciones de Emmy.

El fotomontaje. 

Otra ampliación del collage fue el fotomontaje, consiste en la combinación de fotografías con o sin tipografía impresa. Fue creado por los dadaístas berlineses y logró su máximo desarrollo de la mano de los vanguardistas rusos, quienes se atribuían la autoría de dicha técnica.

A partir de la Revolución de Octubre (1917) y dentro de este contexto de profundos cambios políticos nace la joven URSS. El fotomontaje se convierte en un medio de comunicación mediante carteles y panfletos que difunden el ideario comunista en forma de propaganda política. La figura del artista ruso como creador, pasa a ser la de divulgador político.

En el periodo comprendido entre 1923 y 1931, el fotomontaje se adueñó gradualmente del diseño gráfico, pasando de la propaganda política a la publicidad comercial. Entre los artistas rusos más destacables se encuentra el artista y diseñador Aleksandr Ródchenko (1891-1956). Considerado como uno de los mejores fotomontadores del momento por su continua experimentación formal en sus diseños impresos.

Otros movimientos artísticos como el Surrealismo, derivado del Dadaísmo pero con marcadas diferencias, lo utilizaron como medio expresivo.

El Surrealismo. 

El surrealismo viene a construir una nueva concepción del arte y de la vida. Creando una atmósfera donde lo real se transforma en sueños y mundos de fantasía. Artistas como Marc Chagall, Max Ernst, Salvador Dalí, experimentaron con las posibilidades expresivas de dicha técnica.

Dalí.

Max Ernst

Henri Matisse. 

No puedo dejar de mencionar al genial artista, que con sus recortes elevó la técnica del collage a otra dimensión, Henri Matisse.

En la última etapa de su vida enfermó, y se vio afectada su movilidad. Por este motivo sustituyó la pintura por otra forma de expresión, llegando a afirmar que dibujaba con las tijeras.

Matisse dijo: «Sólo lo que he creado después de la enfermedad constituye mi verdadero yo, libre, liberado». La experimentación con los recortes ofreció a Matisse innumerables oportunidades de dar forma a un nuevo entorno estéticamente agradable: «Ves cómo me veo obligado a permanecer en la cama a menudo debido al estado de mi salud, me han hecho un pequeño jardín alrededor de mí, donde puedo caminar… Hay hojas, frutos, un pájaro».

Por último os dejo un breve repaso de algunas de las artistas más destacadas del panorama del collage.

Rebeka Elizegi

La obra de Rebeka Elizegi trae, sin duda, esos aires de las vanguardias de principios del siglo XX. La idea de experimentación, de ruptura, de novedad, de búsqueda del shock en el espectador que desarrollaron movimientos como el dadaísmo o el surrealismo, lenguajes inspiradores para la artista.

A través de sus collages artesanales, Rebeka Elizegi nos devuelve a ese mundo experimental y crítico bajo una mirada actual. Con sus figuras volumétricas de diversos materiales y formatos, Elizegi muestra un universo propio. En el que la figura femenina también se convierte en eje central de su obra. Sin dejar de lado otros temas como la diversidad de género o cuestiones de ámbito social.

Con obras de interpretación abierta, Elizegi nos plantea una imagen sin un significado definido, requiriendo así la atención del espectador, su mirada y su contexto. Y es que el artista, dice, “Es simplemente el punto de partida de la obra”.

Trabaja exclusivamente de forma manual: le interesan las tijeras, el pegamento, y la exploración de materiales diversos. Trabaja piezas de pequeño, medio y gran formato, pero siempre aplicando la técnica del collage manual clásico sin redimensiones ni retoques digitales. Generalmente siluetea sus piezas sobre soporte rígido, de forma que se convierten en figuras volumétricas, pequeñas esculturas de papel, cartón o madera.

La figura femenina ocupa un lugar importante en su obra. Aunque también se centra en temas como la diversidad de género y las personas que sienten y viven más allá de la norma establecida. Las imágenes de cuerpos son asimismo una constante en su trabajo. El cuerpo entendido como espacio que oprime, que marca y estigmatiza por color, edad o género. Y que tantas veces es motivo de sometimiento, y que intenta liberar a partir de sus composiciones.

Teresa Cucala

Si el maximalismo y el exceso es lo que encaja con tu estilo, esta artistaza tiene que estar seguro colgada de tu pared. Sus collages repletos de detalles florales, retratos modificados y colores saturados son una fantasía de la imaginación con aires vintage.

Francisca Pageo

Es fotógrafa, pero en sus collage no utiliza sus propios retratos. Toda creación conlleva un misterio: el tipo de misterio que nos lleva de lo invisible a lo visible. Su obra de arte parece un paraíso perdido, que nos recuerda las nubes y los soles que dibujamos en nuestra infancia. Un lugar donde la belleza aún puede salvarnos.

Francisca ha creado su propio mundo de sueños, en el que sólo podemos penetrar mientras perseguimos nuestros deseos. Como el arte real, que nos toca tan profundamente que no podemos comprender todo su sentido.

Necesitamos creer en otros mundos. No importa si son posibles; para traer de vuelta ese silencio primitivo. Necesitamos renunciar a nuestra inteligencia para que nuestros sentimientos tomen su lugar. Solo necesitamos confiar en nuestras emociones. Como si las palabras no se hubieran inventado todavía. Porque esto es lo que define la obra de Francisca Pageo. Al menos para aquellos que piensan que la belleza aún puede salvarnos de estos tiempos oscuros.

Mar Moseguí

La geometría y la simetría forman parte de su método. Con él, logra crear collages muy caleidoscópicos y casi psicodélicos. Perfectos para los amantes del orden que quieran una composición armónica y robótica de aires futuristas.

Rocío Montoya

Su obra juega con el contraste del black & white y el color más vibrante, que convierten sus retratos femeninos en algunos de los más surrealistas y cautivadores. Sus collages son de una ensoñación que atrapa. En los que anatomía humana, naturaleza y acuarelas trabajan juntas como una máquina perfectamente engranada.

Katie McCann

Con un estilo creativo, complejo y muy detallado, sus collages se convierten en lugares donde la belleza es extraña. Las criaturas son curiosas y prevalece una sensación de asombro. Con un estilo fuertemente influenciado por los libros que leía de niña y su fascinación por la ciencia, la naturaleza y el folclore. “Los collages que creo se convierten en lugares donde la belleza es extraña, las criaturas son curiosas y prevalece una sensación de asombro”.

Vivian Pantoja.

Los collages de Vivian Pantoja parecen sacados de una película de Wes Anderson. Los colores pasteles sumergen al espectador en otro mundo, en otra época.

Mujeres que salen de mujeres, flores que se expulsan de las bocas como piropos, representaciones anatómicas surrealistas.

Su tesis, “Metáforas de una mujer en collage” fue el punto de quiebre para su futuro.

Marisa Maestre. 

No puedo dejar de mencionar el maravilloso trabajo de Marisa Maestre: ilustradora, directora de arte y artista visual. Su trabajo se centra en la creación de experiencias y emociones visuales a través del diseño, la ilustración y el collage.

Su obra forma parte de un universo simbólico. Una iconografía moderna de una realidad surrealista y metafórica de la propia vida. Su trabajo está cargado de sensibilidad y poesía y es una de mis collagistas actuales favoritas. Sus obras son capaces de enlazar el espacio y el tiempo, lo divino y lo terrenal.

Una artista influenciada por las vanguardias experimentales del siglo pasado como el dadaísmo y el surrealismo.

Ella dice de su obra: “Me seduce, de manera excesiva, el juego artístico que se crea con el collage. Te da la oportunidad de hacer creaciones rápidas y composiciones imposibles con un toque surrealista. Ensamblar diferentes fragmentos que no tienen nada que ver a priori, colocarlos en soportes diferentes y darles la oportunidad de formar parte de una obra nueva tiene un lado muy romántico y poético”.

Mujeres que cortan y pegan.

Esta es una comunidad de collagistas femeninas del mundo entero en la que podemos encontrar diseños para todos los gustos. Todos ellos con un nexo de unión: colores vivos y temáticos abstractos y postmodernos, en los que la figura de la mujer cobra protagonismo. La teoría puede resultar pasada de rosca, pero los resultados hablan por sí mismos y son preciosos.

En la actualidad el collage es una expresión artística que tenemos presente en nuestro día a día.

Bibliografía

Todas las imágenes pertenecen a los artistas mencionados.

https://www.odiseacultural.com

http://mcarmenepv.blogspot.com

https://oscarenfotos.com

2 comentarios acerca de “Collage: desde la antigüedad hasta nuestros días

Carmen dijo:

A mi me encanta hacer collages uso fotos, telas, diferentes tipos de papel…Gracias por vuestra aportación!

19 mayo, 2021 (16:48h) (Responder )

A mi tambien me encanta Carmen! Llevo ya unos meses haciendo collages utilizando también fotos, telas, papeles, libros antiguos… es un hobby maravilloso!!

24 mayo, 2021 (17:00h) (Responder )

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *