Historia • El Renacimiento

“Cecilia Gallerani, la amante adolescente de Ludovico el Moro”

10 julio, 2011

“La dama del armiño” llegó hasta mí de manera inesperada. De repente, todo el Time Line de mi Twitter se llenó de noticias sobre la llegada de este retrato de Leonado da Vinci a Madrid. La joya más valiosa de Polonia, decían de ella.

El retrato me entusiasmó desde un principio. Me llamó poderosamente la atención su peinado, y esa especie de velo que cubría su cara hasta casi la altura de las cejas. Quería saberlo todo sobre ella… ¿Qué extraño animal sostenía entre sus brazos? El porqué de esa mirada perdida y su enigmática sonrisa. Y su collar… ¿serían, perlas o azabaches? Quería tener ese collar en nuestro espacio. Me encantan esos collares largos, que luego tanto se llevaron en los años 20. Es uno de mis complementos preferidos, los uso casi a diario.

No tardé ni un segundo en decidir que tenía que escribir un post sobre ella.

Mi primera idea fue ir a verla y luego ponerme a escribir. Pero, enseguida  decidí que prefería conocerla antes, indagar sobre su vida, intentar entender cómo era cuando Leonardo la pintó. Después, iría a verla y os contaría mis impresiones.

Su nombre es Cecilia Gallerani, nacida en Siena en el seno de una familia sin título nobiliario, pero con muy buen nivel económico, ya que su padre fue embajador de Florencia. Su padre supo trasmitirla una gran pasión por las artes. Amaba la literatura, la música y era capaz de hablar latín perfectamente.  Escribía preciosas poesías en italiano. Todo ello le convirtió en una mujer inusualmente culta para su época.

Arribó a Milán con apenas 16 años y, con semejante carta de presentación, unida a su elegante belleza, tardó muy poco en entrar a formar parte de la corte de Ludovico Sforza “El Moro”.

Ludovico Sforza, duque de Milán y uno de los hombres más poderosos e influyentes de todo el renacimiento italiano, no es de extrañar que quedara prendado de ella casi al instante y la convirtiera en su concubina, su amante oficial, cuando apenas contaba 17 años. Cecilia le dio un hijo, y Ludovico le donaría el feudo de Saronno en reconocimiento a su amor.

Cecilia se convirtió en una de las protagonistas de las numerosas tertulias y actividades culturales en la corte de Milán. Le compararon con apasionantes mujeres de la antigüedad como Aspia de Mileto (esposa de Pericles) o Asiotea (alumna de Platón).

En esos años Leonardo trabajaba a las ordenes de Ludovico como maestre de ceremonias y de las cocinas ducales, por lo que Cecilia y él coincidirían en más de una ocasión en el Palacio Sforzesco de Milan, siendo lógico que Ludovico encargara a Leonardo el retrato de su amante.

¿Conseguirá Leonardo transmitirme toda la personalidad de Cecilia? Necesito ir  a verla, y eso es exactamente lo que voy a hacer mañana. Luego os seguiré contando…

dama

Tras mi visita del pasado día 28 de junio a la exposición, en el Palacio de Real de Madrid:

Hacía años que no entraba en el Palacio Real, y la verdad es que su Patio de Armas me impresiona siempre que lo piso… Las salas de la planta baja de su ala de poniente, han sido el marco elegido por el Patrimonio Nacional de España y el Museo Nacional de Cracovia, para albergar a “la Dama del Armiño” en su visita a Madrid.

Tras la visita a las distintas salas conteniendo pintura, armas, armaduras, monedas, arte sacro…, la incontenible emoción de sentirme ya próxima a mi objeto de deseo, me hizo comenzar a sentirme impaciente. De repente, nada más entrar en la sala dedicada a la pintura occidental en las colecciones polacas del siglo XIX, entre las obras de la colección del rey Estanislao II Augusto Poniatowski, me topé, como queriéndose salir del cuadro, con “Niña en un marco”, la impresionante obra del genial maestro holandés Rembrandt, y de la que algún día me gustaría contaros algo.

Finalmente y como broche de oro de esta magnífica colección, sin otra pieza en la sala con la que distraer nuestra atención, me encontré frente a frente con ella.

Lo que tanto había llamado mi atención ya anteriormente a través de ilustraciones, es esa gasa transparente, rematada con un ribete de hilo de oro, que cubre sutilmente su cabeza hasta justo encima de las cejas. A través de ella se percibe su cabello negro cayendo liso a ambos lados del rostro y recogido en una trenza. Su collar es de perlas. Las perlas tienen un brillo especial irisado en tono oscuro.

El extraño animal que acoge sobre su pecho no es muy probable que fuera un armiño. Este mustélido es demasiado salvaje para posar dócilmente para un retrato sobre los brazos de una dama. Parece que Leonardo utilizó un hurón o un turón albino, mucho más domesticable y muy parecido en tamaño y corpulencia al armiño. Quizás Leonardo utilizó este animal en alusión al nombre por el que era conocido Ludovico: Ermellino (armiño), o a que el apellido de Cecilia coincidía parcialmente con el nombre en griego de este animal (gale).

Definitivamente Leonardo lo consigue… Cecilia me habla al mirarme de soslayo. Me transmite bondad, serenidad, inteligencia. Su mirada es serena a la vez que enigmática. Ella es la amante del poderoso Ludovico Sforza, pero su rostro trasmite dulzura, distinción y seguridad. Creo que es una amante segura de sí misma. Es la concubina de uno de los hombres más poderosos del renacimiento italiano, y se muestra orgullosa de ello.

Reflexiono sobre las diferencias entre las jóvenes de hoy y las contemporáneas de Cecilia. Hoy, una joven de 17 años es tan sólo una adolescente, en el mejor de los casos bachiller en un colegio y tan sólo preocupada por la ropa, sus amigas y las fiestas.

En el Renacimiento una joven de esa misma edad ya estaba casada, probablemente con un hombre que le doblaba en edad, al que casi ni conocía y al que no amaba. Era madre de más de un hijo o, aun peor, era la amante de algún influyente y maduro varón en contra de su voluntad.

¿No os parece increíble pensar como vivían estas niñas en el Renacimiento?

“La dama del armiño” ha sobrevivido a dos guerras mundiales, la expoliación de los nazis, varios intentos de robo y ahora, por primera vez desde su creación de la mano del genial Leonardo, se encuentra en Madrid. Creo sinceramente que merece la pena ir a ver esta magnifica obra. Es muy raro que vuelva a abandonar la Polonia que la prohijó en 1.800, y no creo que podamos volver a verla de nuevo en España por muchos años.

112839245_777a5db612_z

Os dejo el link al collar de esta Dama que tanto ha dado que hablar através de los siglos:

Collar dama del Armiño 

23 comentarios acerca de “Cecilia Gallerani, la amante adolescente de Ludovico el Moro

Susana dijo:

Querida Maria,
Que interesante es todo lo que cuentas, disfruto mucho Leyendote.
Gracias!!!!

10 julio, 2011 (21:38h) (Responder )
María López-Linares dijo:

Gracias Susana, me alegro muchísimo que te guste.
Gracias a ti por tu fidelidad y por tus comentarios.
Un besazo

10 julio, 2011 (22:09h) (Responder )

Querida, es un verdadero placer leerte y aprender contigo cosas nuevas, tienes un don para transmitir , aunque no me había atrevido nunca a comentar soy incondicional de tu blog y de tu tienda, un afectuoso saludo.

12 julio, 2011 (8:12h) (Responder )
María López-Linares dijo:

Hola Lady Veneno, muchas gracias por tan cariñoso comentario, no sabes cómo se agradece…
Ya he visto que tienes un blog, te sigo a través de bloglovin.
Espero que si pasas alguna vez por la tienda entres por favor a saludarme,
Un afectuoso saludo, María

12 julio, 2011 (8:50h) (Responder )
Angeles De La Fuente dijo:

Hola Maria, me encanta tu página, tus notas,comentarios, información, conocimientos, felicidades por ello!!!!!!
El cuadro es una autentica belleza, representado en tres cuartos, muy del Renacimiento, la serenidad que transmite, el adorno tan sencillo y delicado, verdad?. Quizas el que lleve un animalito entre sus manos puede hacer alusión a la fidelidad, a la pureza.
besotes.

13 julio, 2011 (7:54h) (Responder )
María López-Linares dijo:

Hola Ángeles, no sabes como se agradecen este tipo de comentarios. Me alegra muchísimo encontrar en la red gente con mis mismas afinidades.
El cuadro es una joya, merece la pena venir hasta Madrid para verlo de cerca.
Espero seguir viendote por aquí…
Un besote, María

13 julio, 2011 (8:37h) (Responder )
Lola Monagas dijo:

Hola María, una vez mas me subyugas desgranado la semblanza que esconde este conocido-desconocido retrato. Ahondando en la historia sentimental de la adolescente, creo que el papel de la mujer , como simple moneda de cambio, ha forjado lo que somos en estos tiempos. Luchadoras que revindican el reconocimiento de su valía. Mucho se ha avanzado, pero en los grandes círculos de poder y en las estratos mas bajos de la sociedad, queda mucho por hacer. Un contrasentido, ¿no?. Por cierto adoro las perlas negras, es el único tono en el que me gustan. Un saludo y gracias por ilustrarnos.

13 julio, 2011 (12:19h) (Responder )
María López-Linares dijo:

Hola Lola, nil gracias por tus palabras. Es cierto que las mujeres hemos tenido que luchar muchísimo para llegar hasta donde estamos ahora mismo. Es increible como han cambiado las cosas… gracias a Dios!!

14 julio, 2011 (8:02h) (Responder )

María, como siempre me ha encantado. 🙂
¿sabes hasta cuando estará el cuadro aquí?
Estoy deseando ir a verlo.

14 julio, 2011 (7:40h) (Responder )
María López-Linares dijo:

Hola Mapy, la obra estará en Madrid hasta el día 4 o 5 de septiembre. Merece la pena ir a la exposición solamente por verla y también por ver la maravillosa obra de Rubens “Niña con marco” otra joya… Un besazo

14 julio, 2011 (8:03h) (Responder )
María dijo:

Realmente transmites pasión en tus escritos, me encanta, si alguien que esté cerca y te lea no va a ver este maravilloso cuadro en primera persona, es que no sabe lo que hace. Gracias por la información y gracias por ser así.

16 julio, 2011 (14:58h) (Responder )

Hola, María!! Qué buen post!! Espero poder pasarme por Madrid antes de que se acabe la exposición y poder admirar éste retrato.Un besazo

25 julio, 2011 (22:29h) (Responder )

Hola María, me alegra que me hayas descubierto así me has dado la oportunidad de que yo también te conozca a ti, he estado ojeando la web y me ha parecido muy interesante sobre todo el apartado de las joyas, que pena no haber sabido de vosotros cuando me casé porque me volví loca buscando peinetas y al final no encontré lo que quería.
Yo también soy una apasionada de lo antiguo, me parece mucho más interesante que lo que se hace ahora, por lo menos más misterioso.
Un saludo.
Silvia.

9 agosto, 2011 (22:56h) (Responder )
María López-Linares dijo:

Hola Silvia, bienvenida a nuestro espacio!!
Muchas gracias por tus palabras, nos encanta encontrar el camino amantes de todo lo antiguo…
Creo que lo antiguo tiene una carga emocional, importante y eso, no tiene precio.
Un saludo,
María

10 agosto, 2011 (7:30h) (Responder )
Mela del Alisal dijo:

María, ha sido realmente gratificante leer tu comentario sobre uno de los cuadros que más me gustan de Leonardo da Vinci pero ahora me resulta mucho más entrañable al saber tantas cosas sobre él gracias a tí. Estoy deseando que comentes el cuadro de Rembrandt “niña en un marco” que no conozco. No creo que pueda estar en Madrid hasta mediados de septiembre, asi que me perderé la exposición pero gracias a tí he tenido una visita “virtual” a la exposición. El collar también a mí me parece precioso y el detalle de la gasa me derrite. Estoy deseando poder acercarme por la tienda y disfrutar de cerca de todo lo que contiene, mientras todo mi cariño y admiración.
Mela

17 agosto, 2011 (22:47h) (Responder )
Electra dijo:

Gracias Marta por descubrirnos a esta mujer del Renacimiento… me encanta tu forma de escribir!!

Te cuento una anecdota. Este verano, en Florencia, en los Uffici, descubrí el cuadro de Bia de Medici y me quedé maravillada observándolo. Lo mejor fué cuando le conté a mi marido la historia de la niña y se me quedó mirando, con ojitos de amor, y diciendome: ¡Que lista es mi niña!

Jaja, me hiciste quedar genial!

Mil gracias

5 septiembre, 2011 (14:59h) (Responder )
María López-Linares dijo:

Hola Electra!!
Qué bueno… mil gracias por compartirlo conmigo. No sabes que ilusión me ha hecho.
¿Verdad que cuando ves el cuadro impresiona pensar la historia de Bia?
No dejes de pasar a vernos si alguna vez vienes por Madrid, me encantará conocerte.
Un besazo,
María

5 septiembre, 2011 (15:06h) (Responder )
Electra dijo:

Perdona, Marta, que se me ha olvidado comentarte. En la tienda de regalos se vendían los pendientes de Bia de Medici de todos los colores y yo empeñada en comprarme unos y mi marido diciendo que le daban mal rollo… así que me los tendras que vender tu!! jaja

5 septiembre, 2011 (15:04h) (Responder )
María López-Linares dijo:

Los pendientes son súper bonitos.
También yo pensé que igual al conocer la historia daría pena tenerlos. Pero creo que es un gran homenaje a todas las mujeres que en el pasado, lucharon para que ahora podamos vivir como vivimos.
Un beso

5 septiembre, 2011 (15:15h) (Responder )

¡¡Gracias por tus comentarios tan amenos, entretenidos y lllenos de contenido¡¡ Te confieso que estoy aprendiendo en un tema que no domino en lo absoluto¡¡¡

29 septiembre, 2011 (20:29h) (Responder )
Lucía dijo:

Hola soy profesora, estoy trabajando un cuento de García Márquez y me ha sido de gran ayuda el material, te envidio sanamente; yo nunca he podido salir de Uruguay y me encantaría ir muchas gracias por tu aporte y esperamos mas historias.

11 junio, 2012 (20:37h) (Responder )
María López-Linares dijo:

Hola Lucía,
Muchas gracias por tus palabras, me alegro muchísimo que nuestra información te sirviera de ayuda.
Solemos actualizar el blog una o dos veces al mes, espero que sigas disfrutando con nosotras.
Un afectuoso saludo desde Madrid,
María López-Linares

12 junio, 2012 (9:25h) (Responder )

Esta muy bien, pero falta los materiales de como esta hecha la Cecilia Gallerani
Por todo lo demas, esta genial!

23 mayo, 2013 (22:50h) (Responder )

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *