Vintage Style • Mi Diccionario Vintage

“Perlas: La piedra del mes de junio”

1 junio, 2022

Como todos los meses, hoy queremos hablaros de la piedra natal de junio. Curiosamente, junio tiene tres piedras natales (perla, la piedra de la luna y la alejandrita). Hasta hoy no sabía que podía haber más de una piedra por mes. Así que investigué un poco y descubrí que, la razón principal por la que algunos meses tienen múltiples piedras de nacimiento es que varias piedras antiguas se han vuelto demasiado raras de conseguir a día de hoy.

El único otro mes con tres piedras de nacimiento es diciembre, con turquesa, circón y tanzanita. Pero nosotras hemos decidido hablaros de la perla, porque ya tenemos un post hablando de la piedra de la luna. Os lo dejamos por aquí por si queréis leerlo.

¿Qué son las perlas?

Una perla es un objeto duro y brillante producido dentro del tejido blando de un molusco vivo con caparazón. Al igual que las conchas de los moluscos, las perlas están compuestas de carbonato cálcico en forma cristalina diminuta, que se ha ido depositando en forma de capas concéntricas. La perla ideal es perfectamente redonda y lisa, pero pueden aparecer muchas otras formas, conocidas como barrocas. De este tipo de perla hablaremos más adelante. 

Tipos principales:

Existen dos tipos principales de perlas: las naturales y las cultivadas. Las perlas naturales son las que se forman naturalmente en los moluscos. El proceso de creación comienza cuando un parásito entra dentro del molusco. Este, para intentar combatir a este parásito va segregando finas capas de nácar, que poco a poco, unas encima de las otras van creando la perla. Por eso, este proceso es tan lento y una perla puede tardar muchos años en crearse.

Por otro lado tenemos las perlas cultivadas. Estas se producen en condiciones similares a las naturales pero el proceso se crea de forma artificial. ¿Cómo? Muy sencillo. Los agricultores cultivan moluscos en granjas de perlas, y son ellos mismos quienes insertan cuidadosamente el parásito dentro del molusco para que sea este mismo quien empiece el trabajo de creación de la perla. 

Por último, existen las perlas sintéticas o de imitación, que están creadas con materiales artificiales y buscan imitar a la perla con un coste mucho menor. Lógicamente, estas últimas intentan asemejarse a las naturales o cultivadas pero nunca alcanzan a tener ni el brillo ni la textura que las auténticas.

Categorías: De agua dulce y de agua salada

La diferencia entre las perlas de agua dulce y agua salada es, donde se han formado. Las de agua dulce se forman en los moluscos que viven en lagos y ríos. Mientras que las de agua salada se han formado en moluscos que viven en océanos. 

Gran variedad de colores y formas.

Las perlas pueden tener diferentes colores. Si bien el color más común es el blanco, éstas se encuentran naturalmente en varios otros colores. Naturalmente, las perlas pueden ser color blanco, dorado o rosado. Existen otros colores como puede ser el color chocolate o grisáceo, pero este es un color que no se da naturalmente en la perla. Sino que es el resultado de un pequeño tratamiento de color. 

Existen perlas perfectamente redondas, conocidas como «tradicionales». Y otras que tienen formas irregulares y no esféricas, conocidas como «barrocas». Estas últimas se utilizaron mucho en piezas Victorianas y Art Nouveau. Su encanto viene de las diferentes formas que pueden tomar, que las hacen completamente únicas y jamás serán una igual a otra.

Vintage by Lopez-Linares

En nuestra colección de joyas trabajamos la mejor calidad de perlas de agua dulce. Las tenemos en diferentes colores y tamaños. Trabajando además, tanto las barrocas como las tradicionales. En nuestra colección encontrarás piezas del Barroco, la época Victoriana, y la Edad Media, utilizando perlas de la mejor calidad e inspiradas en joyas históricas.

Link a nuestra colección de joyas con perlas.

Bibliografía

https://www.pearlsonly.com/blog

https://en.wikipedia.org/

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.