General

“Condesa de Chinchón: Historia de un retrato y su joya histórica”

20 octubre, 2021

Hoy venimos a hablaros de una condesa: La Condesa de Chinchón. Y queremos hablaros de ella porque tiene mucho que ver con nuestra última reproducción de una joya histórica. Se trata de uno de los anillos que luce en el retrato pintado por Francisco de Goya en el año 1800. 

¿Quién es la Condesa de Chinchón?

María Teresa de Borbón y Vallabriga, marquesa de Boadilla del Monte y 15ª condesa de Chichón, era hija del infante Luis Antonio de Borbón y de María Teresa Vallabriga y Rozas. Era prima de Carlos IV. Nació en el palacio familiar de Velada, ubicado en Toledo el 26 de noviembre de 1780. Sus primeros años de vida los pasó en el Palacio de la Mosquera, lugar donde fue retratada por Goya en dos ocasiones. 

La primera fue el año 1783 y este retrato de cuerpo entero en el que luce una mantilla. 

Retrato de La Condesa pintado por Goya – (National Gallery de Washington)

La segunda fue un retrato de toda la familia, llamado “La familia del Infante don Luis”. Este cuadro lo pintó en el año 1784. 

La Familia del Infante Don Luis – (Fundación Magnani-Rocca de Mamiano di Traversotolo, Italia)

El casamiento de Maria Teresa

Cuando muere su padre, en 1785 la separaron de su madre y la metieron en el convento de San Clemente. Doce años fueron los que pasó en este convento de Toledo, hasta que lo abandonó en 1797 para contraer matrimonio con Manuel Godoy. Este matrimonio supuso el reconocimiento de su linaje y el de sus hermanos. Hecho que les permitió volver a poder utilizar el apellido Borbón. La realidad era que Maria Teresa casi no conocía a Manuel Godoy, pero el casamiento les beneficiaba mucho a ella y a sus hermanos. Primero porque fueron aceptados en la corte con todos los honores de su rango. Y segundo, porque le permitía salir de su encierro en el convento y ser la esposa de un hombre importante. 

La boda se celebró en el Monasterio del Escorial. Un lugar precioso que os recomiendo que visitéis tanto si vivís en Madrid (que lo teneis muy cerquita y podéis ir a pasar el dia). Como si sois de fuera. Merece mucho la pena conocer tanto el convento como el municipio de El Escorial. 

No podemos decir que tuviera un matrimonio feliz. Ella, al poco de casarse se dio cuenta que su marido estaba enamorado de su amante Pepita Tudó. Y no solo estaba enamorado sino que acudía con ella a todos los actos, tanto públicos como privados. Y lo peor de todo, vivía con ellos en la misma casa. Como ya comprendereis esto afectó mucho a la Condesa, que odiaba cada día más a su marido. 

Aun así, Maria Teresa se queda embarazada y se trasladan al Palacio de Oriente. Esto a petición de la reina que quería cuidar personalmente a la condesa y que no le faltara de nada. 

El retrato de la Condesa de Chinchón

Fue estando embarazada de su hija Carlota Luisa de Godoy y Borbón – y en su tercer año de matrimonio – cuando Goya vuelve a retratarla en el que, probablemente, sea su retrato más conocido. 

La Condesa de Chinchón, Mª Teresa de Borbón y Vallabriga, embarazada de su hija Carlota – Francisco de Goya

En el retrato podemos verla vestida con ropa de día, un vestido de crepe blanco decorado con florecitas. Lleva su pelo rizado recogido en un peinado adornado con espolones que simbolizan la fecundidad. Haciendo alusión a su futura hija. Podemos verla sentada en un sillón muy elegante con una media sonrisa en la cara. 

Su mano derecha lleva un gran anillo con el retrato de un caballero —sin duda Godoy— que lleva en el pecho la banda de la Orden de Carlos III. Su mano izquierda luce un anillo más pequeño, con una piedra en el centro. Y este es el anillo que hemos querido reproducir. 

Curiosidades sobre el cuadro de la Condesa de Chinchón

El cuadro fue comprado por el Museo del Prado de Madrid en el año 2000. Se le realizaron unos estudios técnicos – radiografías y análisis de pigmentos – para conocer mejor la obra y como estaba realizada. En el año 2003, Carmen Garrido, jefa del Gabinete de Documentación Técnica del Museo Nacional del Prado, hace un estudio sobre esa radiografía. En la radiografía puesta digamos “del derecho”, es decir, en vertical tal cual es el propio retrato, se podía ver perfectamente la figura de la Condesa.

Radiografía del cuadro de la Condesa de Chinchón

Pero cuando le dieron la vuelta, poniendo a la Condesa “boca abajo”, escondía una gran sorpresa. Y es que la radiografía mostró dos obras que había pintado Goya antes de pintar el de la Condesa. Es decir, el cuadro de la Condesa está pintado encima de dos obras previas realizadas por Goya. Además, se ha podido reconocer quienes son estos dos personajes que aparecen en la pintura. Se trata de Godoy y el Marqués de Villafranca. Estos dos retratos se encuentran tapados por la falda de la Condesa. 

Los retratos pintados debajo del cuadro de la Condesa

Vintage by López-Linares

Como os comentaba antes, hemos querido reproducir uno de sus anillos. Nos encanta reproducir joyas históricas y no nos hemos podido resistir a reproducir el anillo de la Condesa de Chinchón. 

Como todas nuestras piezas, está realizada a mano por maestros orfebres. Está realizado en plata de 925 bañada en oro de 24 kilates con una piedra de la luna en el centro preciosa. Las piedras de la luna tienen una tonalidad blanca maravillosa, no hay dos iguales. Os dejamos algunas fotos para que la veáis, ¿Qué os parece nuestra última joya histórica? 

Anillo Condesa de Chinchón
Anillo Condesa de Chinchón
Anillo Condesa de Chinchón

Bibliografia

https://www.artehistoria.com/

https://tietarteve.com/

https://www.museodelprado.es/

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *