Vintage Style • Mi Diccionario Vintage

“Diccionario Vintage: La esmeralda”

31 Octubre, 2017

El origen de la palabra esmeralda no lo tengo muy claro, he encontrado referencias de dos versiones diferentes.

Por un lado, encuentro que la palabra esmeralda viene del francés antiguo “ESMERALDE”, deformación vulgar del latín “SMARAGDUS”. Este vocablo latino viene a su vez del vocablo  griego “SMÁRAGDOS”, que significa  esmeralda. Y la otra teoría es que procede del vocablo persa “ZAMARAT”, que significa “piedra verde”. Lo cual nos indica que no está nada claro el origen de la palabra.

Un mineral que pertenece a la familia del berilo, el cual se presenta incoloro, pero cuando contiene cromo y algunas veces vanadio adquiere el tono verde especial de la esmeralda.

Es, además, la única piedra preciosa de este color que se encuentra en la naturaleza en forma cristalina. Geológicamente es un auténtico fenómeno de la naturaleza, por lo cual solo se encuentra en muy determinadas zonas del planeta. Las esmeraldas procedentes de Colombia, encontrándose en terreno de rocas sedimentarias. Mientras que las esmeraldas de Brasil, Zimbabue, Zambia o Egipto son extraídas en terrenos de rocas volcánicas.

Su Historia.

Ya en el 4000 a.C era uno de los productos estrella en los mercados y zocos de Babilonia. Gracias a los escritos de Estrabón sabemos que en el alto Egipto había unos enormes yacimientos de esmeraldas, de donde procedían casi la totalidad de las esmeraldas de la antigüedad, llamado Smaraglus Mons, “montañas de esmeraldas”.

Se cree que la explotación de estas minas se remonta al 1800. a.C  y que su producción, ya muy debilitada, llegó al reinado de Cleopatra, la cual las explotó al máximo dado la gran debilidad que sentía por estas piedras. Después de su muerte, se  abandonó la explotación de las minas.

En cuanto a Europa, encontramos el yacimiento de Habachtal que proporcionó las valiosas esmeraldas que lucieron los cortesanos y la nobleza de la Edad media.

Cuando los españoles llegan a Perú en el siglo XVI se encontraron por primera vez con esta piedra, con la cual los incas se adornaban y comerciaban.

En 1537 llegaron los españoles al territorio de los Muzo- Colombia. Los muzos guardaron el secreto de sus yacimientos de esmeralda, pero por casualidad, en 1555, Antonio Sepúlveda dio con ellos. Los españoles estuvieron sacando piedra de allí hasta principio del S.XIX.

Desde entonces Colombia abastece el mercado internacional de esmeraldas en un 55 % del total de las exportaciones mundiales. Colombia es el mayor productor, seguido de Brasil y, en tercer lugar, Zambia. Las esmeraldas colombianas son muy apreciadas por su color verde radiante que solo lo da el subsuelo colombiano, mientras que las del Brasil son famosas por su variedad de tonalidades verde, que va desde el verde clarito a un bonito verde medio oscuro.

Zambia fue una antigua colonia británica y cuenta con varios yacimientos de esmeraldas. Entre todos ellos, el yacimiento de Mina Miku es el que produce esmeraldas de una calidad extraordinaria, sus tonalidades de verde, su bajo número de inclusiones y su transparencia se pueden comparar con las esmeraldas de Colombia. Su producción es menor que las colombianas abasteciendo el mercado internacional en un 5%. La demanda de las esmeraldas de Zambia ha experimentado un alza considerable desde que Tíffany lanzara toda una colección de alta joyería con esmeraldas de Zambia.

Algunas clases de esmeraldas especiales:

La esmeralda Trapiche

Es una esmeralda especial que solo se encuentra en Colombia (Mina Muzo y Mina Peñas Blancas). Esta esmeralda tiene la particularidad que en su interior crece un mineral llamado Albita, formando una rueda de seis ejes de color negruzco. Son esmeraldas muy escasas y muy apreciadas por los coleccionistas alcanzando altísimos precios.

La esmeralda Ojo de gato

Es otra variedad de esmeralda que solo se encuentra en las minas de Coscuez, localizadas en Boyacá (Colombia). Tiene irisaciones y refleja la luz formando una línea luminosa perpendicular que recuerda al ojo del gato. 

Algunas de las esmeraldas más famosas de la historia:

La esmeralda Teodora: Es la esmeralda tallada más grande del mundo, tiene 57.000 quilates. Su procedencia es del Brasil y está valorada en 11 millones de euros.

La esmeralda Fura: Es la segunda esmeralda más grande del mundo después de la Esmeralda Teodora. Su procedencia es de las minas Muzo (Colombia). Se halló en 1999 junto con la esmeralda Tena, tiene 11000 quilates.

La esmeralda Tena: Es la esmeralda más valiosa del mundo debido no tanto a su tamaño si no a su color verde oscuro. Tiene 2000 quilates y fue hallada en las minas Muzo (Colombia) junto a la esmeralda Teodora.

La Esmeralda Gachalá: Extraída en 1967 en la mina de la Vega de San Juan en Gachalá (Colombia), tiene 858 quilates y es de un verde trasparente intenso. Está expuesta en el Instituto Smithsoniano de Washington.

La Esmeralda Mogul: Otra de las esmeraldas más grandes del mundo. Fue extraída en Colombia (mina Muzo), su peso es de 217’80 quilates y fue vendida a la India en el siglo XVI, donde las esmeraldas eran muy demandadas por el imperio mogol. Fue el constructor del Taj Mahal, el emperador musulmán Shah Jahan, de la dinastía mogol, quien mandó cortarla en forma rectangular y hacer en las dos caras unas grabaciones. En un lado  están grabados textos de oraciones y por el otro lado lleva tallados adornos florales. La esmeralda fue subastada y  hoy está expuesta en el Museo Islámico de Qatar.

Nosotras no tenemos joyas realizadas con esmeraldas ya que solamente trabajamos con piedras semipreciosas, pero os dejo una preciosa selección de piezas realizadas con circonita verde y con piedras semipreciosas de este mismo color.

¡Noviembre se viste de verde en Vintage By López-Linares!

JOYAS EN VERDE

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *