Iconos • Mujeres Icónicas

“Juana de Habsburgo-Jagellón”

1 Noviembre, 2016

Hoy os traigo hasta nuestra sección de joyas históricas unos originales pendientes, inspirados esta vez en una de las obras que se encuentran expuestas en el Museo Pitti de Florencia.  El retrato que llamó mi atención es una obra firmada por Alessandro Allori en 1570 y pintado durante los años en que Allori gozaba de más popularidad, siendo el pintor oficial de la familia más poderosa de Florencia, en este caso del Gran Duque Francisco I de Medici, 2º Gran Duque de Toscana.

El retrato es de Juana de Austria, esposa de Francisco I de Médici y Archiduquesa de Austria.  Es posible que en su rostro apreciemos, en cierta medida, la desesperada situación que vivía la joven

La corte florentina no acogió demasiado bien a Juana a causa de su linaje austriaco, y ella tampoco se sintió encajada en la Corte. El desprecio hacia ella era patente, y el vacío que le hacía la corte italiana la hace añorar constantemente su patria. El Gran Duque Francisco tampoco entiende el carácter reservado y serio de su mujer, y se comporta con total frialdad hacia ella.

Para más inri, la joven no era capaz de dar a luz el deseado varón que tanto anhelaba su esposo. En aquellos años se pensaba que la mujer era la única responsable del sexo de los niños, y todas las damas casadas con influyentes nobles sufrían una gran presión por esta causa. Juana tuvo seis partos casi seguidos y todas fueron niñas, de las cuales solo dos sobrevivieron a la niñez.

Alessandro_Allori_033

Por otro lado, como era frecuente en la época, su esposo no cesaba en sus ansias de mantener relación con otras mujeres. Francisco llevaba una vida promiscua.

Hasta el punto que en 1576 la situación de Juana se vuelve bastante incierta. Francisco tenía una amante llamada Bianca Capelo, a la cual exhibía públicamente con todo descaro, cubría de joyas y lujosos vestidos, e incluso compró una casa cerca del Palacio Vecchio para que viviera próximo a él. Con ella tuvo un hijo varón ilegítimo, siendo este otro motivo más para que la corte florentina no dejara de conspirar y menospreciar a la pobre Juana.

En 1577 las plegarias de Juana fueron oídas, dando a luz al ansiado varón al que pusieron de nombre Felipe Cosme. El nacimiento del heredero fue recibido por toda la corte con gran alegría y, sobre todo, Juana al fin se sintió feliz. Pero su felicidad duró muy poco porque el heredero muere a los cuatro años de una hidrocefalia.

pendientes-vintage-plata-dorada-giovana-de-austris (3)

El final de Juana es tan triste como su propia vida. Quedando embarazada de nuevo al poco tiempo de fallecer su hijo, reza para que sea otro varón, pero en el octavo embarazo ya no se encuentra demasiado bien, y bajando las escaleras del Palacio Ducal tropieza y cae de mala manera, provocándose el parto y naciendo prematuramente el hijo que llevaba en su seno. El niño muere y Juana, no pudiéndolo superar, muere al día siguiente.

Aparte de su mirada triste y perdida, en el cuadro descubrimos una bella joven de delicados rasgos físicos cien por cien centroeuropeos.

Su vestimenta también nos dice mucho de ella: es muy sobria de colores, pero elegantes, y de ricos tejidos muy a la moda de la época de Carlos I, y bastante alejada de los cánones de la moda italiana del Renacimiento.

En el cuadro destacan las joyas que acompañan a Juana. En primer lugar el colgante de oro con dos piedras preciosas, una de ellas un rubí y la otra, que me es difícil de reconocer y que hace juego con los bonitos pendientes de forma de jarrón muy propios del Renacimiento italiano, que es la joya que hoy os traigo hasta el blog.

pendientes-vintage-plata-dorada-22

Juana luce también unas preciosas perlas grises, tanto en la diadema de la cabeza como en el largo collar de seis vueltas.

Hay muy pocos retratos de Juana de Austria, lo que nos afirma el carácter introvertido de esta mujer. La corta vida de Juana de Austria está llena de infelicidad. Fue una mujer que solo vivió para dar un heredero al Gran Ducado y que nunca logró adaptarse a la corte Florentina.

Espero que os gusten los pendientes que os traigo este mes. En este caso la reproducción la hemos hecho con turquesas, una piedra que realza las teces claras y da luz a las oscuras, y que nos ha parecido muy apropiada para esta joya.

Os dejo el link a la ficha de los pendientes en la Tienda online por si queréis verlos con más detalle.

Pendientes Juana de Austria

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *