Historia • El Renacimiento

“La Virgen con el niño de Hans Memling”

27 Octubre, 2015

Lo original de estos pendientes no son sus piedras ni su color, lo que más me llamó la atención de ellos fue el hecho de que su diseño estuviera inspirado en la alfombra que decora el famoso cuadro de Hans Memling  “Virgen con niño”. Un diseño geométrico realizado en piedra de la luna y citrino, con unas pequeñísimas perlas de agua dulce sobre una base de plata dorada.

El cuadro sobre el que está inspirado el diseño es la “Madona en Trono con Ángel” de Hans Memling. Una pintura al óleo sobre lienzo de aproximadamente 57cm x 42cm, datada alrededor de 1490, que se encuentra en estos momentos en la Galería de los Uffizi de Florencia.

La Virgen, sentada sobre un trono cubierto por un gran dosel rojo y oro con un respaldo forrado con suntuoso damasco, sostiene en sus brazos al niño Jesús. El Niño intenta coger la manzana que porta uno de los ángeles musicales que enmarcan a la Virgen. La manzana simboliza la aceptación de la redención del mundo del pecado original, y  se encuentra presente en muchas otras obras de esta temática.

madona-in-trono-vintage-by-lopez-linares2png

La capa roja de María crea un centro brillante y colorista en la escena, que hace resaltar aún más si cabe la geometría del dibujo de la alfombra en la que están inspirados los pendientes.

Esta composición de virgen con niño y dos ángeles ha sido replicada en varias ocasiones por el artista.

De la vida de Hans Memling sabemos muy poco, apenas que nació en Alemania hacía mediados del S.XV y que fallecía en Brujas en 1494. Se cree que se formó en algún taller de la zona del Rhin, teniendo documentada su presencia en la ciudad de Bruselas hacia 1465.

Parece ser que fue un  pintor muy popular que amasó, gracias a su trabajo, una gran fortuna para la época, llegándole encargos no solamente de Alemania sino de otros países. Su obra viajo a Inglaterra y España, siendo uno de los pintores favoritos de Isabel I de Castilla.

madona-in-trono-vintage-by-lopez-linares3

Pintor sobre tabla, fundamentalmente, con un estilo delicado y suave, destacando su tratamiento del color Su obra está básicamente formada por dípticos o trípticos con motivos religiosos, fundamentalmente vírgenes con el niño, con fondos de paisajes campestres y alegres.

La mayoría de ellos ya desmontados y que no han llegado a nuestros días en su formato original.

Este mes traemos hasta nuestro blog esta pieza tan delicada, que creemos puede hacer las delicias de más de una de vosotras. A mí, personalmente, esta joya me parece atemporal, elegante y muy fácil de llevar.

¿Qué os parece a vosotras?

Podéis verlos con más detalle : AQUÍ

Imágenes @María López Linares Vintage Photography

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *