Historia • El Renacimiento

“El camafeo de Mrs. del Alisal”

2 Abril, 2011

Siempre me llamaron la atención esas caritas asomando su relieve sobre una concha de carey marrón clarito. Pero no fue hasta que me casé y mi suegra me regaló un increíble juego de pendientes y broche, perteneciente a su familia desde 1860, cuando pude realmente apreciar en mi mano la belleza de estas piezas. Este juego había pasado por más de cinco generaciones de mujeres, y ahora llegaba a mis manos ante mi sorpresa y emoción.

¡Me resultaba tan curioso que las caritas de los pendientes se miraran la una a la otra! Me preguntaba cuál sería su origen o cómo era posible que una técnica tan antigua siguiera llamando la atención de tantas mujeres a lo largo de la historia. (A mí personalmente me entusiasman).

¿Os habéis preguntado en alguna ocasión dónde aparecieron los camafeos por  primera vez o cómo están realizados? Estas son algunas de las preguntas que yo me hice cuando tuve esos pendientes en mi mano.

Un camafeo, según el diccionario, es, sencillamente, “un relieve obtenido de una piedra preciosa”. Pero para mí es mucho más que eso. Es increíble pensar que el procedimiento con que se fabrican ya era utilizado por los antiguos griegos que, a su vez, lo habían tomado de los persas durante las incursiones realizadas por sus ejércitos comandados por Alejandro Magno.

La técnica, posteriormente, llegó hasta los romanos, los cuales la utilizaron para decoración y joyería. Claro que, encontrar una pieza de esta época es muy raro, pues sólo aparecen en subastas muy especializadas. Sabemos que  por entonces, era frecuente que los nobles llevaran anillos con camafeos, realizados en esmeraldas y rubíes de un tamaño no muy grande. Y también tenemos constancia de que los emperadores romanos los usaban frecuentemente como insignias en su ropaje. ¿Os imagináis a Octavio Augusto, con su toga imperial, luciendo un camafeo de ágata…?¡Increíble!, ¿verdad?

A finales del S. II d. C., esta moda desapareció y pasaron muchos años hasta que esta técnica volvió a relucir en el Renacimiento italiano de la mano de los grandes coleccionistas de la época, como Lorenzo De Medici. Su influencia llegó hasta la corte francesa, donde Francisco I lució en numerosas ocasiones piezas de este tipo. Y por supuesto, a Inglaterra, donde Enrique VIII, en su pasión por este tipo de joyas, creó su propio taller para su realización. Durante este período fue frecuente que se buscaran piezas antiguas de época romana y se trasformaran para convertirlas en joyas más a la moda del momento. Al estar las piezas romanas montadas sobre bases de oro muy sencillas, se solían desmontar para volver a utilizarlas en broches más grandes, montados sobre bases de oro con piedras preciosas y, con ellas, decorar capas de terciopelo, sombreros, o lucir en el escote de alguna gran dama de la corte.

A raíz del descubrimiento de América, entraron en Europa gran cantidad de materiales más exóticos para la realización de dichas piezas, como colmillos, jade, ámbar o caparazones gigantes. Pero el descubrimiento más importante para esta industria, fue el de la concha Cassis tuberosa. Estas  conchas eran muy adecuadas para este trabajo, ya que se componían de capas de distintas tonalidades de color, lo que permitía dar a los relieves una profundidad y trasparencia desconocidas hasta el momento. La técnica se desarrolló en Italia, concretamente en Sicilia, pero de ahí pasó rápidamente a la zona de Nápoles, extendiéndose pronto al resto del país. En pocos años, muchos artistas italianos comenzaron a trabajar en Francia e Inglaterra, difundiéndose rápidamente esta práctica por toda Europa, durante los siglos XVI y XVII.

DSC_0928

En la época napoleónica, los camafeos, principalmente, se decoraban con  elementos neoclásicos, siendo muy frecuente que mostraran temas mitológicos, o representaran a filósofos, a emperadores, o a nobles y personajes del clero de la época romana. Los marcos de alrededor, normalmente de oro, eran de una finura de ejecución y detalle excepcionales, conocidos como roman seal setting. Estos camafeos eran frecuentemente montados como pulseras, con 3 ó 4 colgantitos, y eran conocidos como esclavas.

La fama de los camafeos se extendió hasta las clases sociales más populares, gracias a que la “concha” era un material mucho más barato que los utilizados hasta ese momento, lo que popularizó su uso y producción, limitando el privilegio de llevar los camafeos de piedras preciosas a la alta sociedad.

De esta época es una de las tiaras para mí más bellas de la realeza europea: “La tiara de Josefina Bonaparte”, la cual, hace muy poco, hemos podido ver lucir a la princesa Victoria de Suecia el día de su boda. Una pieza espectacular, con pendientes a juego, y que ella lució con una sencillez y elegancia asombrosas.

Y así llegamos hasta el S. XIX, época a la que pertenece el juego que me regalaron a mí. De esta época es de la que más constancia y herencia nos han quedado, ya que proliferaron numerosos talleres, tanto en Italia, como en Francia e Inglaterra, para la realización de camafeos en “concha”. Aunque también se utilizaron materiales como el ónix, lapislázuli, coral, ágata o marfil. Estos en menor medida ya que eran más caros.

Durante el primer victoriano y la época romántica, se hicieron muy famosos los camafeos de Minerva, Medusa y Bacchante.

Entre 1860 y 1880, los artesanos italianos montaron bold hardstone (camafeos al oro amarillo con marcos decorados ), en los que los motivos volvieron a ser extremadamente clásicos, rayando en lo erótico.

DSC_0936

Durante el S. XX, proliferaron los camafeos de pasta y cristal. También fue muy corriente en esta época la realización de camafeos en oro bajo, de 9 kilates, o en plata con marquesitas.

Nosotras, en la tienda, nos hemos centrado en las reproducciones de plata dorada. Así os resultará más sencillo encontrar unos pendientes o un anillo inspirados en los montajes romanos. O quizás un broche de plata dorada a juego con sus pendientes, en el más puro estilo Renacimiento.

Me encantan los collares de encaje con camafeos y perlas de estilo Victoriano. Siendo ésta otra de las líneas en las que nos hemos especializado.

En las fotos que ilustran este artículo, podéis apreciar con más detalle algunas de las piezas que tenemos en este momento en la tienda.

Yo tengo la suerte de poder lucir, en momentos especiales, esos pendientes con broche que me regalara mi querida suegra, y que también podéis ver en una de las fotos que os adjunto.

DSC_0067-1

¿Y qué opináis vosotras? ¿Os gustan los camafeos?

¿Os imagináis como Ana Bolena, luciendo unos pendientes en ese estilo?

¿O tal vez os inclináis más por el terciopelo y los encajes de la época de la Reina Victoria de Inglaterra?

26 comentarios acerca de “El camafeo de Mrs. del Alisal

Marga dijo:

Se lo dedicamos como un precioso homenaje en su cumpleaños.

3 Abril, 2011 (11:27h) (Responder )
Mela del Alisal dijo:

María, he conseguido “reconstruir un antiguo camafeo, muy estropeado y me ha quedado estupendo. Ya te lo enseñaré. 😘

21 Agosto, 2017 (17:13h) (Responder )
Mariló dijo:

Se pondría muy contenta de saber lo que aprecias su regalo… Ella siempre tenía muy en cuenta las preferencias de los demás, y procuraba regalar algo que gustase de verdad al que lo recibía.
!Gracias, María!

3 Abril, 2011 (15:54h) (Responder )

Me encantan los camafeos, el collar victoriano es una preciosidad

4 Abril, 2011 (7:33h) (Responder )
Susana dijo:

MRiq, que bonita historia la de tu regalo !!, no lo sabia !!
Personalmente me gustan mas los pendientes Barrocos que has enviado, no soy muy de camafeos !! Tiene que haber gustos para todas no ?
Un abrazo.

4 Abril, 2011 (10:04h) (Responder )
sylvia dijo:

Me gusta todo, los camafeos, los pendientes barrocos, el collar Victoriano, pero sobre todo tu pagina vintage y tu idea. Muchas gracias Maria. Un beso fuerte.

4 Abril, 2011 (12:47h) (Responder )
Porsche dijo:

Me encantan los camafeos. Mi historia familiar es que mi madre tenía uno muy antiguo y maravilloso y mi cuñada siempre que se lo veía puesto lo alababa mucho. Cuando falleció mi madre dejó escrito en su testamento que fuera para ella como recuerdo, se podía colgar también de una larga cadena de oro antigua, lo que lo convertía en un adorno precioso. Jamás se lo he visto puesto y he pensado muchas veces en esa pieza que tanto lució mi madre. En un reciente viaje a Italia el pasado verano tuve oportunidad de ir a una fábrica donde vendían camafeos modernos y explicaban toda su elaboración. Que bonito resultó, igual que tu reportaje. Nos sigues recordando las cosas antiguas a veces olvidadas que tanto merecen la pena y que tantos recuerdos nos evocan. Gracias, María.

4 Abril, 2011 (19:27h) (Responder )
María López-Linares dijo:

Me alegra mucho que os guste el blog. Yo disfruto muchísimo indagando en el pasado. Me entusiasma pensar como eran las cosas antes, como vivía la gente, las costumbres de otras épocas…
Las modas ahora van y vienen demasiado rápido, pero yo creo que hay determinadas cosas que no deberían perderse nunca.

Un beso a todas y gracias por vuestro apoyo.

4 Abril, 2011 (20:38h) (Responder )

¡Que razón tiene María! Estoy totalmente de acuerdo contigo. Desde que niña he sido afortunada y he estado en contacto con objetos y tradiciones antiguas. Al principio no me daba cuenta de lo importantes que eran pero cada día que pasa las aprecio muchísimo más. Casi todas estaban hechas para perdurar en el tiempo y pasar de generación en generación. Actualmente las cosas son demasiado efímeras y eso hace que apenas tengamos contacto con ellas, por eso no se aprecian, y acaban por se anecdóticas y faltas de valor.
Por eso me gusta tanto tu blog, tus cosas y el vintage. Por que en el pasado existen muchísimas claves para entender la vida (la moda, la música, el arte) y disfrutar de lo auténtico y lo perdurable.

5 Abril, 2011 (11:42h) (Responder )
Carmen dijo:

¡¡¡¡¡¡ Vaya joyas que nos dejas guapa!!!!!!!!, el regalo de tu suegra es espectacular.
Adoro los camafeos

9 Abril, 2011 (20:06h) (Responder )
Aixa dijo:

me encanto Maria, muchas gracias por escribirlo me ha ilustrado una barbaridad.

Beso inmenso

5 Abril, 2011 (14:19h) (Responder )
ernesto dijo:

Precioso trabajo para precioso camafeo.
Esto marcha, sí señor.
Besos mil,
Ernesto

5 Abril, 2011 (15:22h) (Responder )
raquel dijo:

Me encanta este blog, es de un gusto exquisito. Las piezas son una preciosidad y la historia de los pendientes y el camafeo es muy bonita. La de la foto es la madra? Nunca había visto esa foto.

5 Abril, 2011 (16:32h) (Responder )

María siempre me dejas sin palabras..lo que se aprende contigo!!!
No tengo ningún camafeo, pero mi madre tiene uno heredado de mi abuela que lo guarda como oro en paño, y a nosotras nos encanta sacarlo de vez en cuando junto al resto de su colección, xp es un verdadero tesoro.
Bsazos

5 Abril, 2011 (18:38h) (Responder )
Lourdes dijo:

Me ha encantado leer todo lo que sabes sobre estas joyas. He aprendido mucho pues yo desconocía su historia. Me parece muy interesante y las fotos son preciosas. Excelente tu trabajo!

30 Abril, 2011 (21:52h) (Responder )
Mela del Alisal dijo:

Qué bonito el camafeo y los pendientes Yo sólo recuerdo el camafeo pero el conjunto me parece precioso. Me encanta esa foto de mamá. Me gustaría tener una foto tuya con el conjunto de camafeo y pendientes. Un beso muy fuerte

19 Agosto, 2011 (0:19h) (Responder )

yo tengo un camafeo de nacar de 1800, quiero saber su valor esta con un filo de oro de 18 y tiene un diamante chiquito.

10 Febrero, 2012 (0:51h) (Responder )

Te felicito!!!! Que bello tesoro tienes… Adoro los camafeos!!!!

11 Marzo, 2012 (9:36h) (Responder )
Leonor dijo:

En esta página esta en el collar reproducción Victiriana con camafeo de nácar. Esta ademad un camafeo ( página Victiriana )
Existe a la Venta .?

6 Julio, 2012 (12:41h) (Responder )
María López-Linares dijo:

Hola Leonor,
tengo el collar de la foto en la tienda. Te lo dejo reservado hasta que vengas.
Si necesitas alguna otra cosa me escribes a info@lopezlinares.com
Muchas gracias por todo!!

6 Julio, 2012 (12:53h) (Responder )
Rosa Soler dijo:

¡Precioso el camafeo! Y tú afortunada 🙂 ¡Es un trabajo increible…! Muy interesante todo lo que cuentas María, eres un pozo de ciencia, como diría mi abuela jajaj
Un beso!

4 Abril, 2013 (14:48h) (Responder )
María López-Linares dijo:

Muchas gracias Rosa;-)

5 Abril, 2013 (9:47h) (Responder )

esstaba jugando un juego cuando decia camafeo y no tenia ni idea de que era y precione el voton de buescar y me mosto y despues de salirme de facebook me fui a google y despues buscar en imagines y me gustaron tengo 13 años y cuando sea grande espero tener un broche en mi vestido de no via

2 Junio, 2013 (2:43h) (Responder )
jon dijo:

necesito ayuda para saber de q año mi camafeo gracias.

13 Agosto, 2015 (23:09h) (Responder )

Deja aquí tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *